martes, 28 de enero de 2014

2 Minutos con Radio Lagarto. Toma asiento...





Como adulto ¿cuánto hace que no te leen un cuento? Aún recordarás la dulce sensación de ser mecido por esa voz que te lleva de la mano hacia un lugar muy, MUY lejano...

Mi madre se inventaba cuentos, mi favorito: "Había una vez dos niños, José y Blanquita, que vivían en Africa con su perro Lulú..." Así comenzaba cada noche un nuevo episodio de aventuras selváticas. Años después veraneando con mis abuelos, para que mis hermanos y yo no armáramos bulla durante la siesta, la yaya nos colocaba en corro frente al transistor y escuchábamos LA RADIONOVELA de la tarde: "LUÇEÇIIIITA" tan dulçe, tan linda ella... No recuerdo nada ni de los cuentos africanos ni de los dramas de aquella niñita, pero aún conservo el regusto de una historia en penumbra.


 O cuando le das al botón 
y sin más, una voz flota en el aire...
¿Qué fue de esas emisiones de sobremesa
Sí, que nos trasportaban con sus ecos por los 5 continentes: El tic-tac de un reloj, unos pasos furtivos... Efectos especiales sencillos pero envolventes. Y a partir de ahí, es tu mente que recrea la escena. Por eso hoy te invito con nuestro boletín radiofónico a un viaje sonoro a través de los océanos. Déjare acunar por las olas, vadear en tierra firme... Cantos indígenas y tres narradores de excepción te hablarán de Otras Sendas.



 2 minutos con RADIO LAGARTO 
La leyenda chaga: EL ÁRBOL DE LA Hª
video
 Y las Voces de tus amigos 
Meatens, Irial y Mere 


* Pues si te gustó Radio Lagargo, piensa que solo somos el aperitivo. Simples teloneros, por así decirlo. Porque el plato fuerte correrá a cargo del Programa radiofónico "Abierto hasta las 2" de Radio Nacional que el próximo sábado a partir de las 00.15 horas adaptará a las ondas el clásico del ciberpunk BLADE RUNNER inmortalizado por Ridley Scott en 1982 para la gran pantalla.


BLADE RUNNER
La noche promete, ponte cómodo. Bienvenido a Los Ángeles, noviembre del 2019, bajo un cielo siempre gris... 




BLADE RUNNER Voice-Over
 ( voz en off-narración introductoria ) 

A principios del siglo XXI, la Tyrell Corporation
desarrolló un nuevo tipo de robot llamado Nexus,
un ser virtualmente idéntico al hombre
y conocido como Replicante.


Los Replicantes Nexus-6 eran superiores
en fuerza y agilidad, y al menos iguales en
inteligencia, a los ingenieros de genética
que los crearon.


En el espacio exterior, los Replicantes fueron usados
como trabajadores esclavos en la arriesgada exploración y colonización de otros planetas.


Después de la sangrienta rebelión de un equipo de combate de Nexus-6 en una colonia sideral, los Replicantes fueron declarados proscritos en la Tierra bajo pena de muerte.


Brigadas de policías especiales, con el nombre de Unidades de Blade Runners, tenían órdenes de tirar a matar al ver a cualquier Replicante invasor.


A esto no se le llamó ejecución,
se le llamó retiro.





 Si los replicantes Nexus-6 tienen sentimientos... 
 entonces ¿sueñan los androídes con ovejas eléctricas? 
 Con RNE, el desenlace.



martes, 21 de enero de 2014

Ella es IBIS, tu 2ª piel



 ADAPTACIÓN DEL POEMA de Oliverio Girondo. 
PARA IBIS, para ti: 



Espantapájaros (1932) 

 "No sé me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida

 Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no SEPAN VOLAR. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!... 

 ...Esta fue - y no otra- la razón de que me enamorase, tan locamente de IBIS. ¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos? ¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo y sus miradas de pronóstico reservado? ¡IBIS es una verdadera pluma


 Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina, volaba del comedor a la despensa. Volando me preparaba el baño, la camisa. VOLANDO realizaba sus compras, sus quehaceres. 


 ¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando, de algún paseo por los alrededores! Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado. “IBIS, Mi Ave”… y a los pocos segundos, ya me abrazaba con sus piernas de pluma, para llevarme volando, a cualquier parte


 Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia que nos aproximaba al paraíso; durante horas enteras nos anidábamos en una nube, como dos ángeles, y de repente, en tirabuzón, en hoja muerta, el aterrizaje forzoso de un espasmo


 ¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas! ¡Qué voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes la de pasarse las noches de un solo vuelo


 Después de conocer una mujer etérea, ¿Puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay una diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a 68 centímetros del suelo? 

 Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de una
mujer pedestre, y por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que VOLANDO"


 Y tú... ¿vuelas?

 Si quieres ESCUCHAR EN SU VERSIÓN ORIGINAL dedicado a su Ave, Maria Luisa, te dejo "en la cama" con Dario Grandinetti que interpreta magistralmente a Oliverio Girondo en el filme "El lado oscuro del corazón" (1992): Película argentina dirigida por Eliseo Subiela con poemas del propio Girondo y la inestimable colaboración de Mario Benedetti y Juan Gelman. Cuenta la Hª del POETA en Buenos Aires que sobrevive prostituyendo su poesía con fines comerciales mientras recorre los barrios porteños en busca del IBIS que le haga VOLAR. 

 Pues ELIGE 

 A. Mujer-Pedestre: NO VUELA


 B. Mujer-IBIS: SÍ VUELA

 * Por si decidiste VOLAR...

 IBIS, toma aire... Y DESPEGA!!! 




martes, 14 de enero de 2014

JUEGO: Peligro en la Guarida




ATENCIÓN, te prevengo: Colin y Justin son LOS ASALTACASAS y andan por ahí sueltos sin atender a razones con una profética misión: entrar en las casas de sus víctimas como verdaderos atracadores. CUIDADO, son metódicos, minuniosos. También impulsivos y viscerales. ¿Asesinos en serie? Bueno, por lo que yo sé todavía no han matado a nadie. Ojo al dato, este es su MODUS OPERANDI: Te detectan ¿cómo? Tienen topos ¡por todas partes! Entran en tu casa, estudian el terreno. Examinan el lugar con una sola obsesión: eliminar de raíz el caos y cualquier signo de debilidad que te delate. Colin McAllister y Justin Ryan son una pareja de diseñadores escoceses que viven juntos en Glasgow. Ahora recorren Canadá en busca de todos esos hogares desastrosos donde los bártulos campan a sus anchas sin, al parecer, estorbar a nadie. ¿Angeles o demonios? Uf, estos chicos tienen mucho peligro. Incansables justicieros, impenitentes, demoledores... Adiestrados para borrar tiempos mejores y peores. Fueron muchos los que ya cayeron en sus redes. Su hambre es atroz, tremenda su boracidad. Y lo peor... ¡se acercan! Su próximo destino ¿? es una incógnita.





SUS MÁS RECIENTES VÍCTIMAS Nombres: Katherine y Max. Delito: COLECCIONISMO SIN CONTROL Escena del Crimen: Muchos trastos estúpidos. Cierto, a Katherine y Max no les conozco. Sin embargo, me puse en su lugar porque ¡somos almas gemelas! Comparto con ellos esa compulsiva obsesión por guardarlo todo. Bueno, casi todo. Que a la caja de Telepizza no le hago precisamente un monumento. Y es que desprenderse de los recuerdos es muy doloroso. Katherine llevaba años acumulando decenas bolitas de nieve, de esas que pones boca abajo y caen despacio copitos blancos cobre los paisajes en miniatura de Viena, Andújar o Copacabana. Una aquí, otra allá... su casa entera era ¡una auténtica borrasca! Más y más nieve, precisamente en Canadá... Puro masoquismo. Tendrá que desprenderse de ellas, pero ¿está preparada?


"Home Heist" Los Asaltacasas
video


Y me da por pensar, si entraran un día en MI CASA ¿qué pasaría? Si esto es la cueva de Ali-baba... lo tirarían TODO. Cómo explicarles que son reliquias, huellas de mi siete vidas anteriores. Lo confieso, tengo demasiado apego a las cosas, como una conexión nostálgica. Guardo billetes de metro de Lisboa con la entrada del museo de títeres, el posavasos de un pub australiano con cocodriles y máscaras africanas por las paredes y una tarjeta del restaurante hindú que quedose pegada al papel de plata de la chocolatina con sabor a jengibre que todavía conserva ese toque especiado junto con los dibujos de los niños, la etiqueta de ese abrigo que nunca devolveré porque le falta un botón, las plumas azules de algún disfraz, el pendiente desparejado que aguarda a su media naranja, todos esos vidrios redondeados por el mar que parecían piedras preciosas, las piedras de colores, un pedazo de azulejo, mis preciadas conchas en espiral con sus intrincados laberintos, revistas de viajes trasnochadas, folletos doblados en acordeón de aquel musical, un puñado de semillas, figuritas mancas o guillotinadas haciendo equilibrios sobre el aparador, siete números de teléfonos sin nombre, fotos sin fechas, aquel sello que llegó de Singapur, postales de día, postales de noche, relojes dormidos, otros con la hora de Sidney o del Senegal, llaves sin cerradura, candelabros sin velas... ¿para qué? Pues vaya pregunta... Para que yo los palpe, los roce, los vea. Ya, son cosas absurdas, pero cuando las tengo en mis manos ¡revivo! Me dicen quien fui, quien soy. Son parte de mi y no puedo perderlas.

Las horas no se detienen y de vuelta a Canadá, en casa de Katherine el ATAQUE es INMINENTE: Llega la artillería pesada. Carpinteros, pintores toman aquel hogar y le roban su identidad ¿¿¿por qué??? Y a partir de ahí, todo es terror y desguace. Martillean tabiques, derriban paredes sin ningún tipo de remordimientos ni compasión. ¿Qué le pasa a esa gente? ¿acaso no tienen corazón? Comienza la reforma y la víctima, amnésica, calla a la espera de un hogar minimalista que nos convierte en clones.

Colin y Justin vendrán a por mí, estoy segura. Lo sé, darán conmigo más pronto o más tarde. Pero algo juega a mi favor: EL FACTOR TIEMPO. Aún están lejos, de Canadá hasta aquí hay un buen trecho y ¡un montón de hogares saturados de objetos inútiles! por el camino. He de reaccionar, tengo dos opciones: Comienzo a tirar cosas... o sigo acumulando recuerdos ¿? Qué coño, se trata de mi hogar. Y si mi marido traga ¡también les convenceré a ellos!

Pero si se corre la voz y LOS TRASTOS SE PONEN EN GUARDIA como le pasó a Alaska en la cocina o de repente COBRAN VIDA como le ocurriera en la cabaña del lago al bueno de George Harrison...  Y si todos esos bártulos ¿me devoran viva? Correré el riesgo.


* JUEGO: Peligro en la Guarida 
Observa atentamente el VÍDEO:
De todos los objetos se mueven por la habitación... 
¿cuál amenaza +seriamente la integridad de George?
SORPRÉNDEME y te regalo ¿qué tal 1 de mis baratijas?