viernes, 12 de abril de 2013

Cazadores de Momentos



Adelante. Activa ese radar, ojos bien abiertos. Somos CAZADORES. Lo nuestro es rastrear, no damos tregua al TIEMPO.

*Mooka Shi. Japón, costa-este 11/03/2011
El teléfono celular japonés avisa activando un sistema de alarma en los 20 SEGUNDOS previos a un terremoto escala-9. En ese lapso de tiempo Hamuto pensó en MORIR, pensó en VIVIR. Miró por la habitación, buscaba un escondite. Optó por una mesa sólida de la oficina. Se agachó, se acurrucó entre sus patas para taparse la cabeza encogiéndose como un ovillo.. Y allí esperó el final que no sería sino el principio. "¿Cuántas veces estás dispuesto a nacer, Hamuto?" "Tantas como despierte"


*Llanuras de Fra Mauro, Luna 05/02/1971
Los astronautas Edgar Mitchell y Alan Shepard alunizaron sobre la superficie lunar a bordo del módulo Antares durante la misión espacial Apolo 14. Realizaron dos caminatas de más de nueve horas, mientras Stuart Roosa permanecía en el módulo Kitti Hawk de mando y servicio. Durante su travesía radial, los cosmonautas instalaron el equipo científico de la estación ALSEP y exploraron la superficie llegando a ascender hasta el borde del cráter del Cono hasta los 1500 metros. Volvían cansados pero satisfechos. Y fue entonces cuando, para sorpresa de todos, Shepard cumpliría un sueño: JUGAR AL GOLF BAJO EL FIRMAMENTO. El astronauta hizo dos lanzamientos utilizando como improvisado palo de golf, una herramienta recogedora de muestras geológicas. La primera bola cayó en un cráter cercano tras planear 20 SEGUNDOS. Luego golpeó la segunda de lleno que viajaría millas y millas. Momentos de paz, cuando el tiempo parece que se detiene y la bola se suspende ¡cómo flotando! en medio del silencio abismal... ¿Magia? Dejémoslo en gravedad. Y es que el tiempo trascurre en la Luna aún más despacio que en Sildavia


Singing on the Moon, Apolo 17



*Colinas Santa Fe, Nuevo Méjico 12/08/2011
 Son las 3 de la madrugada (minuto más, minuto menos) cuando el torrente de meteoros se torna intenso. Estrellas fugaces cruzan el cielo antes de desvanecer. Susan observa las Perseidas en busca de una mágica lluvia de meteoros, algo dificultada esta noche por el intenso brillo de la Luna Llena. Atravesó haciendo auto-stop algo así como 5000 km desde su granja de Minessota para estar aquí y ahora, delante de ese astro que se le escapa. Las LÁGRIMAS DE FUEGO son en realidad pequeñas partículas de polvo y hielo, algunas tan pequeñas como granos de arena, que van dejando los cometas a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. En concreto las Perseidas están relacionadas con el cometa Swift - Tuttle. La ciencia tiene una explicación para el fenómeno y ella lo sabe, sin embargo confía en que tras esos 20 SEGUNDOS de magia habrá un antes y un después en su vida. ¿Ingenua? ¿inculta? Claro que no. Tiene 16 años, rizos, pecas, la mirada perdida. Ojalá que el astro hoy se refleje en sus pupilas..."Saboréalo, Susan, ya crecerás mañana"


Lluvia de estrellas ¿y ese deseo?

Ya eres DEPREDADOR, un auténtico "Caza-momentos" ¡cómo no! siempre alerta. 
Y esos ojos, bien abiertos... 

42 comentarios:

  1. ME EN-CAN-TA
    Hoy es uno de esos turnos de 24 :( pero no quería no decirlo, volveré Mere. Buen fin de semana :) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marilú, por esa sonrisa fresca e incombustible :)
      Ojalá que esa jornada interminable de trabajo pase rápido y para ti sea mañana lo antes posible. Hasta luego, un beso

      Eliminar
    2. :) Ya estoy aquí de nuevo!
      Me guardo esta frase: "¿Cuántas veces estás dispuesto a nacer, Hamuto?" "Tantas como despierte" ¡Qué actitud! seguro que así cada día Hamuto pilla uno y mil momentos.
      Pero también debo decir que me quedo con Colinas de Santa Fe, Nuevo Méjico en cuanto a momentos. Y no es que yo sepa mucho de astronomía, más que lo básico, pero la lluvia de estrellas me ha encantado. Y te diré que casi todos los días asomo un rato a la ventana solo para mirar por la noche, no hay lluvia pero sí hay momento.
      Un beso :)

      Eliminar
    3. Y lo mejor de todo, Marilu, es que cada vez Hamuto adora más la vida y claro, es mucho más fuerte :)
      Te imagino en tu buhardilla mirando estrellas, estoy segura que ese momento es único y que ese cielo lo saboreas. No olvides pedir tu deseo, que esas estrellas saben de ti y de tus sueños, llueva o no llueva.
      Gracias por volver, un beso

      Eliminar
  2. Buenos momentos has cazamo con los astronautsa cantando en la luna y la lluvia de estrellas.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cazar momentos es eso, avistarlos y una vez en el punto de mira ¡no dejarlos escapar! sin acaso saborearlos. Gracias, José, por unirte a esta nuestra alocada expedición de hoy, sin mochila ni escafandra. Un beso

      Eliminar
  3. Bueno bueno... Meteoros, astronautas jeje con lo que me gustan estos ingredientes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estuvo nada mal, espero que disfrutaras del paseo. Un beso

      Eliminar
  4. Hola Mere, el terremoto de Japón era un sueño y mejor despertar.
    La idea de jugar al golf en la Luna no está nada mal, a ver si se me daba mejor que en la Tierra.
    Los astronautas cantando me han hecho reír. Nunca había oído hablar de las lágrimas de fuego, me ha gustado.
    Me ha encantado la lluvia de estrellas y la música. Por supuesto, he pedido un deseo ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llena de orgullo y complicidad comprobar cada día que lees con ilusión, implicándote en cada detalle. Lo de Japón fue el detonante de la entrada, es cierto que los teléfonos nipones abisan con 6 segundos de antelación a un seismo de considerable magnitud y de ahí surgió la importancia del tiempo. Por pequeño que parezca un instante, puede resultar crucial e intenso. Lo de la luna es mágico y ese deseo se cumplirá, Mela, está escrito en los astros :) Un beso

      Eliminar
  5. Por cierto Mere, tengo un sorteo en el blog que tal vez te pueda interesar... por si no lo habías visto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel, lo tendré en cuenta. Un beso

      Eliminar
  6. Una mujer trae tres libros y dos películas a la biblioteca con quince días de retraso. "Mes y medio sin poder sacar nada en préstamo", le digo. "¿De verdad? Pero..., ¿de verdad? ¿Me lo dice en serio? ¡No puedo creerlo!", responde, elevando las manos y acompañándolas con la mirada. "Pues sí, oiga, que quiere que le diga. Es lo que pone el ordenador. Se supone que hay de traer los libros y películas en su tiempo, para que puedan utilizarlas otras personas". "¡Increíble, increible!", se va retirando, según eleva la voz.

    Ya ves Mere: el instante.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debió ser un momento difícil, pero conseguiste que aquella mujer entrara en razón a fin de cuentas. Así que el mal rato mereció la pena ¿no? A veces saboreamos el momento, otras nos quedamos con el desenlace. Todo vale, con tal de aguantar el tirón y seguir viviendo.
      Gracias por contármelo, Ignacio. Un beso

      Eliminar
  7. Tengo que felicitarte por la originalidad, la creatividad y el arte que respiran todas tus entradas; poseen la inteligencia subyacente de toda obra creativa, algo que exige la complicidad del lector y su esfuerzo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que os impliquéis, que os sintáis parte de esto. Siempre lo vi como un club donde yo suelto la mecha y a partir de ahí opinamos todos. Gracias Pitt, por considerarme creativa. Yo me veo más como una pirada llena de ideas "luminosas" ¡qué peligro tengo! Un beso

      Eliminar
  8. Llevo apostado en el camino a ninguna parte más de 15 horas por si pasa alguna moza fermosa y fotografiar el momento, nada de nada, no pasa ni el viento que se va para otra parte.

    Mala suerte la mía, la suertuda es Mere, la de la imaginación increíble.

    Besos desde el Camino Soledad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos, Sau. Cámara en mano tú insiste, que el radar detecta tía buena aproximándose por estribor. Así que... ¡prosigue la cacería!
      Buena suerte :) Un beso

      Eliminar
  9. Cazar una pequeña aventura, no como las descritas, no doy más de mí jaja, más quisiera yo tener el valor o estar en el lugar propicio para cazar un momento. besos Mere :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudiéramos estar ahí, Yossi. Yo me conformo con hacerme una idea de lo que debió ser. No todos podemos ser leyenda, pero sí podemos saber lo que hicieron otros. Muchas veces son logros de la humanidad, también son nuestros de un modo u otro. Un beso

      Eliminar
  10. Mere la cazadora de momentos da igual que sea en una libreria que en la luna, feliz finde que por aquí YA HUELE A FERIA !!! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, Rocío. Pásalo genial entre copas de fino y faralaes. Nosotros solemos ir a la feria de Córdoba, lo malo es que es a finales de mayo y claro, coincide con los exámenes. Por cierto, Cazadora, en la feria hay mucho qué ver... igual cazas algún momento :) Un beso

      Eliminar
  11. Buahhhhhhhhh...NO ME DA TIEMPO A LEER LA ENTRADA, pero volveré con ese propósito.

    Ahora ando liado dando la nueva dirección de la taberna. La he exportado al blog con el que mi esposa y yo empezamos en blogger. Resulta que ya es la tercera vez que al entrar da aviso de virus o mandangas por el estilo.

    La nueva direcc es esta:

    http://valafson.blogspot.com.es/

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo del virus, menuda faena. Por la nueva dirección me pasaré en cuanto pueda. Ánimo, Valaf, ya casi lo tienes. Un beso

      Eliminar
  12. Hola Mere!
    Hace un tiempecito que no me paso ni charlamos pero es que estoy a full!
    Me ha gustado mucho la entrada. Al leer la primera historia sobre el terremoto de Japón recordé que ese año estuve de profe de prácticas en un colegio y preparé para los alumnos de 4º de la ESO un artículo sobre este tema entonces de actualidad.
    La lluvia de estrellas... que puedo decir! MÁGICA! RELAJANTE!

    Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquel terremoto fue único, por lo dramático del tsunami que le sucedió y por el incendio de la planta nuclear. Y ejemplar por la actitud de los japoneses, siempre tan prudentes, racionales y comedidos. Admiro a esa gente, no se despedazan los unos a los otros. Al contrario, trabajan juntos.
      La lluvia de estrellas, es cierto, maravillosa. Y además concede deseos :)
      *gracias por pasarte, Leo. Retomaremos nuestras charlas, ya verás. Un beso

      Eliminar
  13. Creo que en Japón, todos nacen a diario, vivir con esa incertidumbre siempre presente puede que haga valorar la vida mucho más.

    Me encantó ese singing on the Moon, quizás todos deberíamos danzar un poco cada día y sentirnos únicos en ese instante.

    Pero lo que me llegado más y más, es esa lluvia de estrellas, esas perseidas que me maravillan. En dos únicas ocasiones durante toda mi vida he podido observar una estrella fugaz, todavía espero aunque jamás pierdo la esperanza.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  14. Estoy contigo FG, esa sensación diaria de que la vida pende de un hilo hace que la valoren más y ven la vida como un regalo.
    Yo soy un desastre buscando estrellas fugaces, me pierdo en la inmensidad del cielo y muchas veces me pasan inadvertidas, solo las vi una vez y fue algo mágico. Me sentí afortunada. Seguiremos insistiendo, FG, no desistas. Nos esperan muchas más allá lejos.
    Y no lo olvides, eres única. Se nota a la legua que desbordas cualidades :) Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que son las cosas, yo hoy precisaba una dosis de autoestima y tú acabas de hacerme un regalo inmenso en tus palabras. Graciasssssssssssssssssssssss!!!!!

      HALEHOOOOPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPPP!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
    2. Ese Halehop te aseguro que es contagioso, yo también me siento mejor. Ya veras, seremos capaces de grandes cosas :)
      Gracias a ti, FG, un beso

      Eliminar
  15. Un día comprendí que no hay mayor regalo que el tiempo.El tiempo lo entretejen momentos mágicos , hechizantes , anodinos , espesos....momentos hay como colores ..pero entre momentos se entretejen todo un universo de sensaciones , sentimientos , emociones.Como siempre , Mere , tu entrada invita a bucear en la interioridad , como sólo tú sabes hacerlo.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas sensaciones, sentimientos, emociones... están ahí, muy cerca. Sería injusto dejarlas pasar sin disfrutarlas ¿no?
      Gracias, Juan, buceemos pues en un mar de burbujas :) Un beso

      Eliminar
  16. Me paso a desearte buenas noches y me llevo esta cita a mi almohada: "¿Cuántas veces estás dispuesto a nacer, Hamuto?" "Tantas como despierte". Una frase muy apropiada para empezar una nueva semana primaveral. Lo de Susan, por otra parte, me recuerda a mi más reciente descubierta literaria. Decía Dylan Thomas, "No debes crecer demasiado, porque parecerías más vieja que yo, y no debes, no te dejaré, que seas más sabia, y yo tampoco, tú tampoco me dejarás, ser más sabio." Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, Marisa y con tu autor-revelación Dylan Thomas: Estar dispuesto a saber, maravillosa actitud. Y estar decidido a vivir ¡todavía mejor!
      No podemos permitirnos perder aquella juvenil capacidad de asombro o nos pillará la vida de vuelta de todo. Un beso

      Eliminar
  17. La vida está hecha de momentos, qué maravilla saber cazarlos.
    Me ha encantado, me tienes malacostumbrada.
    Besos
    PD Me hubiera gustado ser el comentario número 20 ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 20, bonito número. Con qué rastreando ¿eh? Reparando en los detalles... ¿lo ves? Tienes alma de cazadora, S, te sorprenderás cazando instantes cuando menos te lo esperes.
      *para mi, eres el comentario nº 20. Te lo has ganado :) Un beso

      Eliminar
  18. Como siempre, me quito el sombrero ante tu creatividad, Mere. Me quedo, como muchos de mis compañeros con la frase de Hamuto.
    Siempre nos traes algo de lo que aprender, sobre lo que reflexionar o simplemente de lo que disfrutar ;)
    Enhorabuena guapísima!
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo quería compartir con vosotros esos momentos que si te detienes a disfrutarlos, te cambian la vida por completo. Gracias, Anuca, por esa actitud tan abierta positiva y fresca. Te dará muchas alegrías, ya veras :) Un beso

      Eliminar
  19. Esos momentos, a veces únicos y quizás solamente importantes para uno mismo, para el otro quizás sea una estupidez, pero para nosotros es único, como ver los rayos, me encanta, puede ser peligroso,creo que si me alcanza uno, no me gustaran más ver los rayos, pero por ahora sí, de chico me subía al techo y los observaba. Saludos y muy buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo, te entiendo porque a mi me pasa lo mismo. Me da igual que los demás lo entiendan o no, porque soy muy feliz así con mis pequeños momentos que aunque le pasen a otros, termino por hacerlos míos. Me pasa con sensaciones fuertes como las tempestades, los tornados, la gente que hace surf con olas de 8 metros o quien monta en una Harley a toda pastilla sintiendo el aire en la cara... También con instantes tan sencillos como la luz que despiden las luciérnagas de noche, solo lo vi una vez en Normandía y no lo olvidaré jamás.
      Gracias por compartir tus rayos conmigo :) Un beso

      Eliminar
  20. Yo también busco en las estrellas... (y no tengo 16) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces requetebien, porque solo "quien busca... encuentra" así tengas 86 :) Suerte en la búsqueda, un beso

      Eliminar

Si te gusta la entrada, te animo a dejar tu opinión. Responderé encantada a los comentarios cada 12 horas, a 1ª hora de la mañana y de la noche.
Hasta pronto!