martes, 13 de mayo de 2014

VIKINGS, con o sin sol





Muchos pueblos mediterráneso de la antigüedad dieron grandes navegantes, no solo surcando las aguas del Mediterráneo sino también alcanzando por mar las costas del oeste de Europa así como buena parte de Asia y África. Se guiaban principalmente por las estrellas. Conocían su posición Norte-Sur según la altura a la que aparecía la Estrella Polar en pleno cielo. Y si querían moverse en dirección Este-Oeste no tenían más que fijarse durante el día en el movimiento del Sol que se desplaza despacio hacia occidente o siguiendo la estela circular que dibujara alguna constelación conocida en la noche.





Sin embargo, a pesar de sus conocimientos sobre astronomía y matemáticas, pocos se aventuraron más allá de las línea de la costa Atlántica. Mientras los pueblos nórdicos menos doctos y más salvajes acometerían la conquista del mar inmenso.





Los vikingos emprendían largas travesías apartándose de las costas, retando al gélido Mar del Norte sin sextantes ni brújulas. Desprovistos de mapas detallados... Aún faltos de mapas celestes e instrumental, saquearían las costas de Mercia, Estanglia, Northumbria, Essex, Wessex, Kent, Normandía y Bretaña. Sus barcos de velas a rayas y proa con cabeza de serpiente, sus barbas de fuego...  Serían el terror de los mares.




Rebosaban arrojo y bravura, singular coraje. No temían morír, pues de caer en batalla serían conducidos por las valquirias al gran salón de los muertos en la ciudad de Asgard. En presencia de Odín, no hay mayor gloria para el guerrero. Aceptaban de buen grado la muerte, pero... ¿Qué les mantenía vivos? Rendirse, jamás. Luchaban hasta desfallecer. Y para navegar, poseían una piedra, LA PIEDRA SOLAR. Un pedazo de caliza transparente que a modo de lente, habría paso al ojo en medio de la neblina. Así el vikingo se orientaba en el mar y conocía las horas del día. ¿Cómo se llamaba esa piedra maravillosa? SOLARSTEIN o Aspato de Islandia. Esta piedra natural tiene la propiedad de despolarizar la luz, filtrándola y fracturándola a lo largo de diferentes ejes permitiendo distinguir el haz de luz tras un velo de grises. 




Se trata de un cristal de carbonato de calcio que tiene una propiedad singular, la birrefringencia, capaz de localizar la fuente de luz incluso en días nublados. De modo que una vez situado el Sol en el horizonte, ya contaba con un referente y así el navegante vikingo ya podía marcar el rumbo hacia tierra firme.

Los vikingos eran un pueblo bárbaro que ni siquiera  escritura hasta su evangelización en el siglo XI. Sin embargo, distinguiendo el Sol de entre las sombras conseguirían navegar mucho más lejos que sus coetáneos. El primero fue el legendario RAGNAR LODBROK. Y con él, llegó LA LEYENDA.






Tengo un firme propósito, me haré con el Solarstein aunque tenga que viajar a la mismísima Islandia. ¿Por qué? Yo lo veo así: Si infundió valor a esos rubiales macizorros, también a nosotros. Te imaginas, ver el sol ¡todo el año! Eso le alegra el día a cualquiera y no hace poca falta, en los tiempos que corren. Os traeré las lentes del sol y veremos la luz al final del túnel. Como vikinga en lo que a fútbol se refiere, reclamo mi derecho a hacerme con la piedra sin enojar a los dioses. ODÍN está de mi lado, lo presiento. Y la guerrera LADGERDA me acompañará en los bosques. Estoy a salvo, ella será mi sombra.





Navegaremos hasta el fiordo de Reydarfjördurar, atravesaremos la taiga hasta la cantera de Helgustadanana. Entonces picaré la roca yo misma. Volveré a casa. La diosa FRIGGA conoce el destino de todos pero nunca lo revela... "Los vientos nos serán propicios" Me lo dijeron las runas.


VIKINGS Trailer 


Para con el mito, todos mis respetos. Eso sí, hasta Reykjavik viajaremos en Ryanair y me pido el sandwich de pepino.

25 comentarios:

  1. Yo soy gallega y algo pariente de los vikingos jajajaja
    la serie la conozco y la he bajado hace ya tiempo
    venga avisa que preparo el casco pero le arranco los cuernos :P
    besitos
    Mere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres vikinga, MaRía. Con lo valiente que eres, seguro.
      La serie es genial. Y guarda bastante coherencia con el mito.
      En la próxima aventura, te aviso. Yo llevo la hidromiel, nos la bebemos en el casco sin cuernos. Un beso

      Eliminar
  2. Pues otra vez tocas un tema que me apasiona, me refiero al tema nórdico en general y vikingo en particular. Por cierto, la serie de TV está muy bien, aunque la temporada 2 me defrauda un poco.

    Dicen que uno de ellos, previo paso por Groenlandia, llegó a las costas del continente americano. Hay controversia, pero pudo haber sido perfectamente, habida cuenta de su arrojo y necesidad vital de tierras más fértiles (quizá un aspecto a tener en cuenta a la hora de explicar su mitología y su carácter de bravos guerreros: quizá no les quedaba otra).

    Buenísimo el post.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera temporada es fascinante y bastante fidedigna. En la segunda, han tenido que desviarse un poco de la leyenda en busca de golpes de efecto.
      Tienes razón, buscaban tierras donde asentarse y labrar. Bien pudo ser el detonante de sus viajes. Si llegaron a Groenlandia, bien pudieron pisar América. Además, en la latitud del Círculo polar Ártico, las tierras confluyen. Todo resulta estar más cerca.
      Gracias, Valaf, por la pasión que le imprimes a todo. Odín te acompaña, lo presiento :) Un beso

      Eliminar
  3. Buenos días Mere !!!! que imágenes tan bonitas has puesto, yo me apunto también a ir a buscar esa estupenda piedra, no me quiero perder sus poderes que falta me hacen jajajajjajaja no he seguido la serie xq además es la primera vez que la oigo nombrar, no estoy nada puesta con la tela, pero me ha encantado tu entrada.
    Un beso Mere,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daremos con la Piedra Solar, Lidia... ¡Queremos luz!
      La serie es buena, muy buena. Eso sí, hay mucha sangre.
      Así que te apuntas a la búsqueda ¿Chinita? ¡¡Bravo!! Un beso

      Eliminar
    2. jijiji si chinita tu chinita yo jejejejejej
      besos, ha llegado algo a tu buzón?????

      Eliminar
    3. Aún no, pero estaré pendiente. Con matasellos de la China ¿no? :D Yuuuppi!!!

      Eliminar
  4. ¿Has dicho Islandia? ¿dónde hay que apuntarse? Te acompaño a la búsqueda del Solarstein pero ¡ya! (Islandia caerá en mis redes, de momento este verano iré a Noruega, no puedo resistirme a lo nórdico...)

    Un abrazo de la idiota (que se ha puesto nerviosa con tu propuesta) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces, pilla un abrigo ligerito y ¡en marcha! Compartiremos el sandwich de pepino. Me gusta la gente que se entusiasma con lo que viene. Saben vivir, tú sabes :)
      * Después de tus vacaciones, me hablas de lo bonito que es Noruega. Un beso

      Eliminar
  5. Muy interesante!! ya veo Mere, que contigo hay que tener la mochila preparada y nunca se sabe a dónde nos llevarás.
    Si te apetece de veras tomar hidromiel conozco un blog donde explican cómo hacerla!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mochilas, preparadas. Y ahora que me diste la receta... Un lingotazo de hidromiel y ¡listas!
      Un beso

      Eliminar
  6. Hola Mere... con esta entrada he sentido ganas de lanzarme a navegar y es que el mar es fascinante
    Preciosas las imágenes que nos muestras
    Me encantan esos navegantes que se guiaban por las estrellas y el Sol
    Si hay alguien capaz de encontrar la Piedra Solar... Solarstein... estoy segura que ese alguien eres tú
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar es infinito e inmenso. Nos fascina. Nos fuerza nos hace valientes, frente a él cobran sentido todas nuestras fantasías.
      Solo es cuestión de tiempo, Mela. la Piedra Solar será nuestra más pronto o más tarde. Ya sabes, la tozudez de los maños ;) Personalmente, prefiero llamarlo tenacidad. Suena mejor ;) Un beso

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias, Jordim. Es que el tema lo merece. Bss

      Eliminar
  8. Hola Mere! De Vikingos conozco lo básico así que me ha encantado leer sobre ellos. Ahora los conozco mejor gracias a ti.
    Me he llevado 2×1. Clase de historia más repaso de Física y Química. Siempre terminas sorprendiendome! Detrás de cada una de tus historias hay un gran trabajo de investigación. Se nota que te lo tomas muy en serio. De las cosas que más me gustan de ti.

    A mí también me gustaría tener una piedra solar con esas propiedades especiales que contiene. Si vas en su busca, ya tienes compañera de viaje!.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no contamos con testimonios escritos de los vikingos, son los eternos desconocidos. Estaban muy apegados a la tierra, vivían en condiciones muy duras. En cierto sentido, creo que eran mucho más sanos que nosotros. Sin duda, menos retorcidos.
      Cuando crezcan tus niños, Leo, haremos alguna escapadita. Quién sabe si a buscar esa piedra o a las Pirámides de Egipto ¿te hace? Un beso

      Eliminar
    2. Me encantaría!!!! ;) :D

      Eliminar
  9. Yo de los vikingos tengo menos idea que Leo pero despues de esta clase de historia nordica algo se me ha quedado jeje. Lo de Finlandia suena bien pero cuando lleguemos por aquí abajo a los 40 que me gustara más todavía el clima fines. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninguno de nosotros sabemos mucho de ellos. Lástima, conoceríamos relatos épicos. Tienes razón, una cabaña para el veranito. A la fresca... Un lujo. ¡Quién la pillara! Un beso

      Eliminar
  10. Maravillosos viajes en posesión de la piedra solar. Nunca se me hubiera ocurrido su existencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía nada de esa piedra, por eso me maravilló tanto al conocerla. Es tan sencillo y a la vez tan impresionante su efecto óptico que fascina. Un beso

      Eliminar
  11. Qué me gustan estas historias tuyas con su anecdotario histórica y grandes hazañas. Islandia me parece fascinante y semejante piedra deber halla quién la tenga. Te has lucido, esta entrada es todo una aventura. Genial!
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es justo el mensaje, Marilú: Vikingos es sinónimo de Pura Aventura. Me cautiva tanto arrojo y valentía, ojalá fuera contagioso. De ahí, la búsqueda de la piedra. Un beso

      Eliminar

Si te gusta la entrada, te animo a dejar tu opinión. Responderé encantada a los comentarios cada 12 horas, a 1ª hora de la mañana y de la noche.
Hasta pronto!